lunes, 3 de junio de 2013

César López Cuadras: un memorial inicial de su muerte

                                  César López Cuadras (1951-2013)

Este lunes amanecí muy contento poniendo chistes en Facebook, escuchando música alegre y el resto. Pero parece que la tristeza no deja de acecharnos como una mano blanca que nos dice, no te rías mucho que esto es de verdad. Hace unos minutos me avisaron que murió mi gran amigo y mentor en México, César López Cuadras, quien sufrió un derrame cerebral hace unos años y creímos se estaba reponiendo. Yo hablaba con él por teléfono y parecía que se estaba reponiendo, y hoy me di cuenta que no más. Comparto mi pesar con ustedes por razones obvias.

Si no hubiese sido por la labor de César muchos de los escritores en Chicago no habríamos figurado para nada en México. Febronio y César procuraron todo en Guadalajara donde conocí a César y me entregó, literalmente, las llaves de su casa, donde Humberto y yo pasamos dos semanas en diciembre del 96. César me facilitó un lugar propio donde escribir y leer, en el fondo de su corazón tan sabio, y ahora siento que pude haber llegado a verlo no solo llamarlo, y por eso les escribo a ustedes. Hay que vernos de vez en cuando.

Favor demos a César sus debidas despedidas sin guardar mucho duelo, y menos luto, sino con la reproducción y difusión de su obra: un homenaje a quien nos apoyó tanto y nos quiso tanto. Algunos de ustedes no lo conocieron personalmente pero les hago saber porque para mí él es muy querido, como lo son ustedes.

Un abrazo a todos,

LLG
----


César López Cuadras (1951-2013) estudió Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Fungió como coordinador de talleres de lectura de preparatoria y dirigió la revista Luvina, de la Universida de Guadalajara. 

Fue ganador del primer lugar del Concurso de Publicación de Obra Literaria de la Universidad de Guadalajara (1993) por La novela inconclusa de Bernardino Casablanca y en el 2010 el Gobierno del estado de Sinaloa le otorgó el Premio Sinaloa de las Artes 2009 por su destacada contribución a la vida cultural de la entidad a través de su obra literaria.

Entre sus obras más importantes se encuentran: La primera vez que vi a Kim Novak, (1996); El gran padrote (1999) y Cástulo Bojórquez (2001).



No hay comentarios:

Publicar un comentario