domingo, 18 de enero de 2015

Escultura e Historia: Mario Zamora, escultor de Morazán



Monumento al General Francisco Morazán/ Jardín de las Américas, Nueva Orleans 






















Por primera vez aprecio una fotografía de calidad de la estatua/escultura de Francisco Morazán (prócer centroamericano nacido en Tegucigalpa, Honduras) en el Garden of the Americas de Nueva Orleans, donde lo acompañan nada menos que otros dos grandes: Simón Bolívar y Benito Juárez. Le he dado seguimiento a la iconografía de Morazán desde que leí Morazán en bronce del historiador Rafael Leiva Vivas, quien dado su meticulosa indagación nos recuerda cómo este paladín (desconocido en otras regiones) aún nos vigila desde Norteamérica (recientemente un busto en la Plaza Centroamericana Francisco Morazán en Los Ángeles, California) hasta Santiago de Chile*.



Obviamente dado el estilo sin ornamentos y la mano magistral del escultor monumental Mario Zamora Alcántara, esta es sin duda una de las mejores representaciones del héroe. El Monumento al General Francisco Morazán en el Jardín de las Américas fue develado el 21 de octubre de 1966, obsequio de Honduras y El Salvador a la ciudad de Nueva Orleans por haber sido, por tiempos, el puerto a las Américas. La obra en bronce es del distinguido escultor hondureño Mario Zamora Alcántara (Tegucigalpa, 1920) cuya obra es reconocida internacionalmente. Maestro de la escultura monumental y la escultura pública (figurativa), Zamora Alcántara es el creador del coloso Cristo del Picacho en Tegucigalpa. 

El magisterio de Mario Zamora en la escultura monumental lo llevó a tener discípulos de renombre, como Ángela Gurria, una de las primeras escultoras reconocidas por la sociedad conservadora de México de antaño, ahora una de las más prestigiosas, y quien hace dos años recibió el Premio Nacional de Ciencias Artes 2013 en el rubro de Bellas Artes. 

   Mario Zamora Alcántara 

 En México, las contribuciones mas destacadas de Mario Zamora Alcántara son el monumento a los Niños Héroes en San Miguel de Allende, y obras dedicadas a Netzahualcóyotl, Benito Juárez,  Amado Nervo y Adolfo López Mateos, entre otras.







Esta breve nota sobre el arte y la historia también apunta a dar a conocer a los artistas “invisibles”, los maestros de las esculturas monumentales.



(*La estatua de Morazán en la Avenida del Libertador Bernardo O’Higgins en Santiago de Chile es también de Mario Zamora Alcántara).


                                                                                                León Leiva Gallardo




No hay comentarios:

Publicar un comentario